El patrimonio de Citibanamex

Si bien es cierto que el patrimonio es invaluable, dependerá del próximo dueño qué trato se le dará a los cientos de obras que conforman una de las colecciones más importantes de México.

Hace unos días trascendió la noticia que Citigroup pondrá en venta su empresa Citibanamex, aunque se desprenderá de su servicio de banca continuará con su presencia en México. Citibanamex es propietaria de una importante colección de patrimonio histórico y artístico mexicano, con bienes muebles e inmuebles a cargo de Fomento Cultural Citibanamex. Entre ellos, quizás el más importante, es el Palacio de Iturbide, ubicado en el corazón de la Ciudad de México. A todo ello habría que agregar el reconocido certamen Premio Citibanamex Atanasio G. Saravia de Historia Regional, que premia las investigaciones de Historia más importantes en México.

Luego del anuncio de la venta, Citibanamex fue muy enfático en señalar que el o los próximos dueños también lo serán de la colección antes referida, es decir, los bienes patrimoniales no se podrán comprar de manera separada. Sin embargo, la empresa no aseguró si como parte de los acuerdos también está el compromiso de que el próximo propietario respete íntegramente dicha colección, aunque sería lo esperado. Ante las noticias surgieron varias voces que expusieron de manera diversa sus opiniones.

Ricardo Salinas Pliego, propietario de Grupo Salinas, y quien ha destacado en redes por un discurso altanero y ofensivo, expresó su eventual interés en adquirir Citibanamex. Desde otro ángulo, el secretario de relaciones exteriores, Marcelo Ebrard, expuso que lo ideal sería que Citi donara al gobierno federal su colección como “pago” al apoyo que por vía del Fobaproa recibió del Estado mexicano. La pregunta continúa siendo ¿qué pasará con la colección de Fomento Cultural Citibanamex?

Si bien es cierto que el patrimonio es invaluable, dependerá del próximo dueño, a reserva de lo que dictaminen los propietarios actuales, qué trato se le dará a los cientos de obras que conforman una de las colecciones más importantes de México. ¿Continuarán siendo accesibles al público? ¿Continuará convocándose al Premio Atanasio G. Saravia? ¿Quedará en manos de alguien que sepa apreciar el patrimonio que está adquiriendo?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat