La otra estafa, Maestra

Estamos hablando de una triangulación de recursos, un esquema similar a la también polémica estafa Maestra por la que varios funcionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto y rectores o exrectores universitarios están en la mira.

Gran polémica y debate se han generado sobre la sentencia que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) emitió en contra de Morena y de la ahora secretaria de Educación, Delfina Gómez. Responde a una denuncia del PAN en el año 2017, cuando contendían por la gubernatura del Estado de México y a todo un recorrido legal por varias instituciones.

El acto denunciado lo sabemos: la retención del 10 por ciento del sueldo a 550 servidores públicos del Ayuntamiento de Texcoco, de donde era alcaldesa, en los años 2013-2015. La denuncia comenzó previo y durante a la campaña, recordemos que la entonces candidata Josefina Vázquez Mota, del PAN, en el primer debate público acusó a la morenista: “Les robaste 72 quincenas para dárselas a tu jefe político”, sentenció al hacer alusión a la denuncia formalizada. Hace días, el máximo tribunal electoral del país concluyó que debe aplicarse una multa de 4.5 millones de pesos a Morena, el partido del gobierno, al que da por favorecido con esos ‘diezmos’.

¿Qué fue lo que realmente pasó? De acuerdo con la sentencia emitida por el TEPJF, cito textual “la Sala Superior consideró acreditada, mediante diversas pruebas indirectas, la responsabilidad de Morena de incurrir en la omisión de reportar ingresos en los años 2014 y 2015 durante la correspondiente fiscalización, al omitir reportar a la autoridad el beneficio que recibió por parte del Grupo Acción Política. Dicha organización presuntamente realizaba actividades benéficas para la sociedad. Sin embargo, se acreditó que 2 millones 264 mil 612 pesos fueron utilizados en beneficio del partido denunciado para su operación ordinaria, por lo que se pretendió ocultar de esta manera el destino real de los recursos retenidos a los trabajadores del municipio”, indica el Comunicado de Prensa.

Estamos hablando de una triangulación de recursos, un esquema similar a la también polémica estafa Maestra por la que varios funcionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto y rectores o exrectores universitarios están en la mira, de un desvío de dinero público al no encontrar la autoridad electoral evidencia del beneficio que recibió el municipio. En términos de la mística republicana del gobierno federal que encabeza AMLO, esto huele a robo al pueblo y a corrupción, pues se trata de retenciones salariales a la clase trabajadora, a quienes se defiende.

¿Qué pasa con el discurso oficial?, ahora al tratarse de una funcionaria de primer nivel y de máxima confianza, no se observa un acto de corrupción, sino una campaña de difamación, de linchamiento mediático contra la Maestra Delfina Gómez, de un descrédito al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, al supuesto uso político de esa institución contra el partido del poder.

Estamos sin duda ante un doble discurso morenista en el que la defensa a la mexiquense está por encima de la comprobación que las autoridades electorales han hecho, y no ante la congruencia discursiva de combatir la corrupción, pues recordemos que por menos han caído otros, como Santiago Nieto, el exzar anticorrupción, por los vuelos privados en su boda en Guatemala.

A diferencia de otros casos en los que hay disputa política mediática, aquí la autoridad ha comprobado el faltante de esos “diezmos” a la clase trabajadora, los cuales tendrán que subsanar con la multa de 4.5 millones de pesos, que al final de cuentas pagará Morena, pero gracias a los impuestos del mismo pueblo, es decir; todo quedará en las mismas manos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat