Damnificados de sismos aún esperan el FONDEN

Acusan que el gobierno federal ha incumplido las sentencias de amparo que lo obligan a entregar esos recursos a una de las cuatro poblaciones más afectadas.

Crédito Fotos: Jacciel Morales

Unión Hidalgo, Oaxaca, Conocida como “Ranchu Gubiña”, es una población indígena zapoteca, localizada cerca de las costas del Istmo de Tehuantepec, de aproximadamente 15 mil habitantes y 4 mil casas, y es una de las cuatro poblaciones más afectadas por el gran terremoto del 7 de septiembre de 2017, de 8.2 grados Richter.

De acuerdo con el censo de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), 2 mil 811 casas de Ranchu Gubiña fueron afectadas por el sismo. 67% de ellas sufrieron pérdida total y el resto pérdida parcial. Además de viviendas, el sismo destruyó el palacio municipal, los mercados, los templos religiosos, el puente carretero de acceso al pueblo y las escuelas (sólo existen 2 secundarias).

En su último informe de gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto señaló en su spot sobre “DESASTRES NATURALES” que “dio atención inmediata a la población afectada, recibieron apoyos, recursos económicos tanto federales como de los estados para la reconstrucción de sus viviendas y toda la asistencia necesaria”, mientras que el Gobernador de Oaxaca y la entonces titular de la SEDATU declararon en septiembre de 2018 que el gobierno federal y estatal “han cumplido cabalmente” y que en ese año 2018 concluirían la reconstrucción.

Sin embargo, los zapotecas de Ranchu Gubiña tienen otros datos:

a) En noviembre de 2017 promovieron el amparo indirecto # 1513/2017 contra el Presidente de México, la SEP, el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (INIFED), entre otros, a fin de lograr la reconstrucción de su Escuela Secundaria Técnica # 33 “Lázaro Cárdenas”. El Juez 11º de Distrito Administrativo de la Ciudad de México condenó desde octubre de 2018 a las Autoridades a reconstruir dicha Escuela, sin que al día de hoy hayan concluido.

b) Por otro lado, decenas de damnificados de Ranchu Gubiña que habían recibido tarjetas de la SEDATU vía BANSEFI descubrieron que, después, los recursos de sus tarjetas “desaparecieron” o estaban “congelados”, por lo que no podían disponer de esos dineros etiquetados para la reconstrucción de sus viviendas. Los zapotecas de Ranchu Gubiña tuvieron que promover el amparo indirecto # 768/2018 ante el Juez 16º de Distrito Administrativo en la Ciudad de México para que esos dineros aparecieran nuevamente en sus tarjetas de BANSEFI.

c) Adicionalmente, 57 familias de Ranchu Gubiña que no fueron incluidas en el censo de damnificados de la SEDATU promovieron el amparo indirecto # 1167/2018 ante la Juez 13º de Distrito Administrativo en la Ciudad de México. El 12 de diciembre de 2019 el 12º Tribunal Colegiado Administrativo en la Ciudad de México (RA # 439/2019) amparó a dichos damnificados y condenó a las Autoridades para que sean censados, sin que al día de hoy la SEDATU haya cumplido con esa sentencia.

d) Cerca de 400 familias afectadas de Ranchu Gubiña que sólo recibieron $15 mil pesos del FONDEN promovieron cientos de juicios de amparo que se tramitan tanto en Juzgados Federales de la Cd. Mx. como de Salina Cruz, Oax., para que la SEDATU evalúe correctamente los daños en sus viviendas. El 9º Tribunal Colegiado Administrativo en la Ciudad de México (RA # 41/2020, 383/2019 y 284/2019) y el 16º Tribunal Colegiado Administrativo en la Ciudad de México (RA # 292/2019 y 237/2019) han dictado diversas sentencias condenando a la SEDATU para que entregue recursos del FONDEN por $120 mil pesos a los damnificados, sin que al día de hoy la SEDATU haya cumplido con esas sentencias.

e) Finalmente, tras los cientos –quizá miles—de réplicas de sismos en Ranchu Gubiña, sus habitantes promovieron un amparo indirecto # 683/2020 ante el Juez 13º de Distrito Administrativo en la Ciudad de México para la instalación de una alarma sísmica español-zapoteco. Dicho amparo se encuentra aún en trámite.

La pandemia del COVID19 ha afectado más a los más frágiles y el mensaje de #QuédateEnCasa es, incluso, ofensivo si el Gobierno Federal no cumple con las sentencias de amparo que lo condenan a dar los recursos del FONDEN a los damnificados de Unión Hidalgo, Ranchu Gubiña.

Los cientos de juicios de amparo antes referidos han sido promovidos Pro Bono por el despacho Regalado & Galindo Abogados, encabezado por su socio fundador Edward Martin Regalado.

Selfish desarrollo web y publicidad ecommerce

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat