El FODEPAR, el tema del momento.

La intención de desaparecer el fideicomiso deportivo generó cuestionamientos, pero sobre todo terminó con el miedo a hablar por parte de los deportistas.

El Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (FODEPAR), ha tomado relevancia en México durante los últimos meses transcurridos.

¡No se va! No será eliminado. Deportistas mexicanos seguirán con un respaldo de acuerdo a su rendimiento deportivo y resultados, luego de que cientos de deportistas convencionales y con discapacidad del país alzaran la voz a través de diferentes redes sociales.

Se acabó el miedo de hablar. Deportistas, entrenadores y dirigentes del deporte se expresaron y cambiaron el rumbo de lo que pudo ser un capricho que enterraría, sin duda, lo que en el pasado se ha hecho en contra del FODEPAR, con saña, ventaja, lucro, corrupción, suciedad; todo en detrimento del deporte mexicano y de quienes todos los días entrenan y compiten contra ellos mismos.

Ayer fui invitado a una junta virtual convocada por el diputado federal Erik Morales, —usted lo recordará sobre el ring— acerca del tema, luego de que se ha confirmado que no será extinguido el fideicomiso que ha sido saqueado en múltiples ocasiones, del que han abusado, violado.

Me pude percatar que más que preocupación existe actualmente ocupación sobre el movimiento que se ha gestado entorno al FODEPAR. Pidió Erik Morales participación general para modificar y enriquecer el dictamen final del fideicomiso, para que cuente con las adecuaciones necesarias a favor del deporte de México. “No será como Ana Guevara quiere que sea, sino como todos quieren que sea”, resaltó quien hace unos años era el “Terrible”.

¿Será tan difícil que quienes manejan el dinero del deporte en México sean honestos?, es una inquietud personal que no conoce de longitud territorial. Municipios, Estados, la República entera.

Entre los puntos que escribí en la libreta blanca que llevo a todos lados, me llamaron algunos como La Transparencia, que entiendo no ha existido, esa rendición de cuentas que se traduce en la esperanza del deporte nacional. Una gran deuda pendiente. El deporte es público y así debe ser su manejo.

Desde mi perspectiva creo trascendentales dos cosas que marcarán un cambio con beneficios: que los deportistas con discapacidad junto al Comité Paralímpico Mexicano (COPAME), sean reconocidos finalmente por la Ley General de Cultura Física y Deporte a través del fideicomiso, y la otra, es que los deportistas de deportes no olímpicos tendrán la oportunidad de beneficiarse de acuerdo a sus resultados deportivos.

El FODEPAR dará de qué hablar en los siguientes días, le invito a darle seguimiento a través de todomenosfutbol.com, siga nuestras redes sociales. Nos leemos más tarde.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat