El Parque de la Ciencia

“Deberían cobrar para controlar la entrada y así garantizar que no entre cualquiera”, se pudo leer en redes sociales. ¡Ah caray! vaya que salieron exigentes.

El pasado 13 de noviembre el gobernador del estado de México inauguró y entregó el Parque de la Ciencia Fundadores, un proyecto que dijo, es “en beneficio de los toluqueños”.

Muy bonito por cierto. Palomita para todas las autoridades involucradas.

Pero… tache para todas aquellas personas, que con grandes ínfulas se creen con el derecho de opinar sobre cómo deben divertirse los mexiquenses.

¡Vaya que atrevidos!, criticar al pueblo, al tacharlo de naco, corriente, y demás calificativos despectivos, por mojarse en las fuentes, tomarse fotos en el mural de girasoles, o porque decidieron pasar el día en familia. A menos que sea una actividad prohibida, pero se tiene entendido no es así…

“Deberían cobrar para controlar la entrada y así garantizar que no entre cualquiera”, se pudo leer en redes sociales. ¡Ah caray! vaya que salieron exigentes.

Cada año, previo a la pandemia, en el Monumento a la Revolución, en la Ciudad de México, miles de personas pasan un día de lujo en las fuentes del lugar, y generalmente no se leen comentarios tan clasistas.

Ahórrense esas críticas llenas de rencor en contra de quienes recibieron un espacio de esparcimiento y disfruten del lugar, que cuenta con un planetario con una dimensión de 18 metros de diámetro y que ofrece una vista de 360 °.

Además de que también es sede de exposiciones, como Van Gogh Alive.

Ojo, tache con rojo para quien tira basura, rompe lo nuevo y vandaliza el lugar. Hay que cuidarlo, está chulo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat