Issemym (otra vez) en la mira

Esta es la segunda ola mediática reciente que enfrenta la dependencia gubernamental. ¿Será acaso estrategia electoral o simplemente un tema que ya está en las prioridades de los  legisladores?

Los legisladores en el Congreso local ya comienzan a dar nombres y apellidos en un tema que desde hace meses tienen en la mesa; presunto desfalco financiero al Instituto de Seguridad Social del Estado y Municipios, el ISSEMYM, el aparato que otorga el servicio de salud para los servidores públicos.

“El patrón de saqueo al patrimonio del ISSEMYM arrancó en el gobierno de Arturo Montiel, se intensificó entre 2005 y 2011 durante el gobierno de Enrique Peña y permaneció durante la gestión del Gobernador Eruviel Ávila”, acusó tajante la diputada Azucena Cisneros Coss al presentar un punto de acuerdo para que se investigue con las autoridades.

Lo que no hay por ahora es una denuncia formal ante algunas de las instancias para investigar este saqueo al que refiere la legisladora, solo un exhorto cuyo origen son algunas denuncias de trabajadores, pero sin precisar de quiénes ni la forma en que fueron hechas.

Recordemos que este sospechosismo en el ISSEMYM viene desde el año 2018, cuando se envió una iniciativa para pasar de un régimen de pensiones a un sistema de ahorro individualizado. La iniciativa se aprobó en julio de ese año, pero de inmediato, en diciembre fue abrogada. Hoy los legisladores hablan de un presunto desfalco de hasta 5 mil millones de pesos durante el gobierno de Eruviel Ávila, la utilización del subsidio anual al fondo de pensión para propósitos diversos y la condonación de deudas multimillonarias sin justificación.

Recordemos que también desaparecieron las tiendas departamentales, esas que de alguna forma ayudaban con precios accesibles y que de un momento a otro decidieron quitar. Sus ventas, según refieren los diputados, cayeron estrepitosamente en el año 2005. De los medicamentos ni se diga, más de uno puede decirnos que ha recibido de los encargados de farmacia un “venga usted la siguiente semana”, porque no tienen lo que se necesita.

Independientemente de las deficiencias y sospecha que se acusa, Morena busca que se vuelva a hablar del tema, que se alargue y se alargue de aquí hasta que ellos mismos lo decidan, quizá de aquí a las elecciones de junio próximo.

La lectura que doy a ellos es que el Congreso mexiquense comienzan a tomar el patrón mediático iniciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador con la famosa consulta para que los expresidentes sean investigados, cuando la ley ya lo establece. Ahora, por ejemplo, se busca que se investigue a tres exgobernadores del Estado de México cuando de inicio se pueden presentar denuncias penales.

Esta es la segunda ola mediática reciente que enfrenta la dependencia gubernamental. ¿Será acaso estrategia electoral o simplemente un tema que ya está en las prioridades de los  legisladores?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat