Llorar en silencio

23 mil familias han tenido que despedirse de un ser querido de forma distante, la pandemia ha cambiado la forma tradicional de honrar a la muerte.

No hay abrazos de solidaridad y un frío celular te ayuda a darle el último adiós a un ser querido.

Las familias se reúnen (dos o tres personas) frente a un móvil para despedir a una persona querida.

En México suman más de 23 mil muertes por coronavirus, 23 mil familias que lloraron en silencio, que no pudieron despedirse y que, de acuerdo con el protocolo, solo dos personas pudieron acompañar al cuerpo hasta su última morada.

Se trata de amigos, padres, abuelos, tíos que en vida nos regalaron sonrisas, que sus bromas nos dieron infancias hermosas, tardes de travesuras y momentos imborrables. COVID-19 es un virus mortal, que sigue vivo en México y pocas ganas tiene de irse.

¿Ya conocen a alguien que tiene Coronavirus o murió consecuencia de ello?

Una encuesta de la organización México Elige, indica que el 47.9 % de la población consideró que el Gobierno de México, está actuando de manera insuficiente ante la crisis del coronavirus y 60% no confía en los datos sobre el número de casos contagiados.

Pero más allá de las cifras, hoy hablamos de personas.

De familias que no deben bajar la guardia. Es momento de cuidarse y reconstruir la vida antes de COVID-19. Las proyecciones económicas indican que a México le tomará hasta dos años lograr que su economía se recupere de la inminente recesión.

Y vuelva al punto previo, en donde el coronavirus pusiera al país, en la antesala de una de sus peores crisis en la historia reciente.

Sin embargo, la recuperación emocional, tal vez nunca llegué, menos para aquellos que no lograron despedirse, a ellos ¡mucha fuerza!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat