Municipios en quiebra… y lo que falta.

Que al menos 40 Ayuntamientos del Estado de México estén solicitando endeudarse resultaría lógico en estos tiempos, cuando el virus desestabilizó a nivel mundial lo económico […]

Que al menos 40 Ayuntamientos del Estado de México estén solicitando endeudarse resultaría lógico en estos tiempos, cuando el virus desestabilizó a nivel mundial lo económico y de ahí a lo social y político. Pero en realidad si los municipios funcionaran como tales, no necesitarían sobrevivir de deudas.

De acuerdo con la Diputación Permanente del Congreso mexiquense, al menos 25 alcaldes ya pidieron por escrito endeudarse, para sacar el año. Otros 15 tienen la misma intención, pero en realidad los 125 Ayuntamientos están en la misma situación por una razón sencilla, dependen de las participaciones federales.

¿Qué es eso? Explico brevemente, se trata del dinero que el gobierno federal envía a los municipios, partidas que los gobiernos estatales y municipales pueden utilizar libremente (para el caso del famoso Ramo 28) y para seguridad, salud, educación, infraestructura, entre otros (para el Ramo 33) Este dinero se entrega conforme a la distribución planeada en el año que de por sí fue 0.9 % menor a la del 2019, pero también acorde al crecimiento del PIB de las entidades, al esfuerzo recaudatorio y al número de habitantes.

El problema es que este dinero en general en el Estado de México tiene solamente dos fines: la nómina y la seguridad pública. De ahí que la mayoría de los Ayuntamientos estén despidiendo a personal y que carezcan de dinero para acciones adicionales para enfrentar la pandemia por covid-19.

En algunos municipios, sobre todo los pequeñitos, sus presupuestos son prácticamente irrisorios para atender las necesidades de la población y ahora menos para atacar al virus. Pero todo se debe al nulo esfuerzo recaudatorio, muchos de estos municipios no cobran el agua, del predial ni se diga.

Para darnos una idea, las participaciones federales se han reducido en un 30 % y eso implica que, si un municipio recibía 10 millones de pesos solo reciba 7 millones, dinero que para un municipio es demasiado y más cuando ya lo tiene destinado. Ver en la lista a Ecatepec, Toluca, Metepec, Atizapán de Zaragoza resulta sorpresivo, otros como Huixquilucan aseguran tener finanzas sanas y no recurrir a endeudamientos.

El problema es a nivel estatal. La Ciudad de México es la menos dependiente de la federación, ya que de sus ingresos totales el 47.7 % son propios, pero no así la suerte del Estado de México, que de sus ingresos totales solo 23.9 % son propios, Guerrero es la entidad más dependiente pues solo 2.4 % de sus ingresos totales son propios.

Por ello el coronavirus dejará en quiebra a más de un municipio… y lo que falta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat